Close

Destino cultural por excelencia: conoce notables sitios arqueológicos de La Libertad

Región del norte peruano integra la emblemática Ruta Moche que incluye a Chan Chan, declarada patrimonio mundial

La Libertad es una de las regiones del norte peruano que es cuna de civilizaciones precolombinas de gran desarrollo e influencia en el territorio y que dejaron como herencia importantes sitios arqueológicos que convierten a este departamento en un destino cultural e histórico por excelencia.

Este destino forma parte de la emblemática Ruta Moche en una travesía que combina la riqueza de algunas de las más importantes civilizaciones precolombinas: Moche, Chimú y Sicán, con lo mejor del mundo moderno.

Chan Chan

La ciudad de adobe más grande de América y capital de la civilización Chimú, se ubica en la provincia de Trujillo, en la costa norte del Perú. En 1986 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En el interior del complejo arqueológico, cuya construcción se remonta al año 600 d.C. se aprecian plazas, almacenes, viviendas, talleres, mercados y templos que albergaban a una población que en su máximo esplendor llegó a sumar 20,000 residentes.

En la urbe, que abarca una extensión de 20 kilómetros cuadrados, destacan 10 palacios y conjuntos amurallados, entre los que destaca Nik An, que en lengua chimú significa “Casa del Centro”. Esta constituye la mayor ilustración de la importancia del recurso hídrico, particularmente del mar, y del culto que se le rendía en la cultura chimú.

Los altos relieves de las paredes de esa edificación representan peces que avanzan hacia el norte y el sur, lo que puede interpretarse como representativos de las dos corrientes que marcan la costa peruana: la de Humboldt, que es fría y procede del sur; y la de El Niño, que viene del norte y es cálida. También se aprecian figuras de olas marinas, redes de pesca, pelícanos y lobos marinos.

Una característica arquitectónica en Chan Chan es la forma rectangular de sus plazas y predios, dispuestos con orientación norte-sur. El diseño constructivo evidencia un notable grado de planificación en su construcción y los accesos principales están ubicados en dirección norte.

Huacas de Moche

Comprende a las Huacas del Sol y de la Luna, donde se puede admirar los misterios, cultura y forma de vivir de los antiguos mochicas. Se ubican a 8 kilómetros al sur de Trujillo, departamento de La Libertad, dentro del Valle de Moche. Este complejo arqueológico fue capital de la cultura Moche durante los siglos I y VII d.C. y su extensión actual es de 120 hectáreas.

Construida por la cultura Moche, las huacas fueron importantes santuarios de la cultura Mochica. Estos monumentos fueron hechos a base de adobe que dieron lugar a la formación de plataformas. La Huaca del Sol alcanza una altura promedio de 40 metros, mientras que la Huaca de la Luna unos 21 metros.

La Huaca del Sol funcionó como centro político- administrativo, el cual se compone de plataformas de varios cuerpos en diferentes niveles, empleándose en su construcción más de 140 millones de adobes. Según cuentan las leyendas, esta estructura fue construida en tres días por un cuarto de millón de hombres pertenecientes a la cultura Mochica.

Por su parte, la Huaca de la Luna se ubica frente a la Huaca del Sol y funcionó como centro ceremonial. Está conformada por tres plataformas y cuatro plazas ceremoniales delimitadas por muros de adobe. La fachada norte está decorada con bellos relieves policromados y escenas alusivas a una de las deidades del templo denominada “La Deidad de las Montañas”.

También cuenta con seis templos que fueron construidos uno encima del otro, en diferentes periodos de tiempo, teniendo como finalidad el desarrollo de ceremonias y rituales. Por el lado de la plataforma superior se puede observar una serie de salas decoradas con figuras humanas.

Complejo Arqueológico El Brujo

Está ubicado en el valle del río Chicama, en el distrito de Magdalena de Cao, provincia de Ascope, departamento de La Libertad, a unos 60 kilómetros al norte de la ciudad de Trujillo. Se encuentra abierto al público desde el 12 de mayo de 2006. En este complejo arqueológico se encontró, en 2006, la tumba y el cuerpo momificado de la gobernante moche llamada Señora de Cao, quien vivió en el valle de Chicama hace aproximadamente 1,700 años.

Marcahuamachuco

Conocido como el Machu Picchu de la sierra norte peruana, Marcahuamachuco es el sitio arqueológico más grande e importante de la sierra norte del Perú. Está ubicado a 9.5 Kilómetros al noroeste de la ciudad de Huamachuco, a una altitud de 3,650 metros sobre el nivel del mar, sobre una meseta de 250 hectáreas, de 5 kilómetros de largo por 500 metros de ancho.

Sus inicios datarían de los años 350 d. C. y perduró hasta los 1,100 d. C. Marcahuamachuco como centro ceremonial, constituyó la máxima expresión de desarrollo y progreso de los huamachucos. También fue un centro de peregrinación donde acudían periódicamente a rendir culto a sus ancestros y dioses tutelares.

Wiraqochapampa

Por su parte, Wiraqochapampa se encuentra a unos 3 kilómetros al norte de la ciudad de Huamachuco, a 3,056 metros sobre el nivel del mar. Sus 42.5 hectáreas mantienen un diseño arquitectónico que algunos investigadores opinan tiene influencia de la cultura Wari. Su construcción parece haberse iniciado en el año 600 o 650 de nuestra era, pero las investigaciones demuestran que fue abandonado en pleno proceso de construcción. La razón de su abandono aún es materia de investigación.

Ambos monumentos arqueológicos prehispánicos, ubicados en la sierra de la región La Libertad, fueron reconocidos por el Estado peruano como integrantes de la lista de patrimonio cultural mediante Resolución Directoral Nacional N° 1236/INC, emitida el 16 de octubre de 2000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top