Close

Consume el prodigioso sacha inchi si quieres evitar infartos, trombosis e hígado graso

Sus semillas contienen las más importantes fuentes de omega 3, 6 y 9 del mundo, superando a los pescados azules

Por Luis Zuta Dávila

El sacha inchi es el aliado perfecto para evitar infartos, trombosis e hígado graso, entre otros malestares que ponen en riesgo la salud. Originaria de la Amazonía peruana y conocida en el mundo como el “maní de los incas o maní del monte”, esta planta oleaginosa brinda un fruto que es considerado un auténtico superalimento por sus propiedades nutracéuticas, que benefician ampliamente al organismo.

Atributos nutricionales

Las semillas del sacha inchi (Plukenetia volubilis) contienen una de las más importantes fuentes de omega 3, 6 y 9 del mundo, por encima de los llamados pescados azules. Estos ácidos grasos son esenciales para la vida, sobre todo para la formación del cerebro en la niñez e infancia, además de fortalecer el sistema inmune frente a las enfermedades.

Entre las propiedades nutritivas de la omega 3, 6 y 9 destaca que ayuda a contrarrestar problemas de colon irritable e hígado graso. Favorece la reducción de colesterol malo (LDL) en la sangre y estimula el incremento del colesterol bueno (HDL).

Asimismo, regula la presión arterial, reduce la concentración de triglicéridos y con ello mejora el riego sanguíneo, previniendo el infarto al miocardio y la trombosis. También previene el hígado graso y con ello dolencias asociadas como la hepatitis o inflamación de este importante órgano, así como el cáncer de hígado y la dislipidemia, enfermedad metabólica que desemboca en la diabetes mellitus o tipo 2.

Un estudio de la Universidad de Cornell (EE. UU.) determinó que el 48 % de la composición del aceite de sacha inchi es omega 3, proporción que representa cinco veces más lo que registran el maíz, el olivo (aceituna), la soya o cualquier otra planta oleaginosa conocida en el mundo.

Aunque el principal derivado del sacha inchi es el aceite con alto contenido de omega 3, también se elabora harina proteica de los restos de la planta luego de extraer el aceite. Ello, dado que contiene otros ácidos grasos como omega 6 y 9, ácido esteárico, flavonoides y vitaminas A y E.

La harina proteica del sacha inchi está siendo aprovechada como insumo en la preparación de batidos nutritivos y otros alimentos funcionales. Asimismo, de los granos se elaboran crocantes snacks.

Regiones productoras

El departamento de San Martín lidera la producción de sacha inchi en Perú, seguida de otras regiones como Amazonas, Loreto, Piura y Ucayali. Si bien la producción agrícola en la región San Martín tiene como abanderados a los cultivos de arroz y maíz, el sacha inchi se está posicionando como una alternativa real para su desarrollo productivo.

Perú cuenta con la mayor variabilidad genética de sacha inchi y se han identificado hasta ahora seis especies del género Plukenetia volubilis, lo que lo convierte en el centro de origen de este superalimento. Estas especies han sido ubicadas en las regiones San Martín, Amazonas y Loreto.

De las seis especies oriundas, dos son las más comerciales: Plukenetia volubilis, que se siembra en San Martín, y Plukenetia huayllabambana, que se cosecha en la provincia de Rodríguez de Mendoza, en la región Amazonas. Estas dos especies están ganando importancia en los productores que las ven como una importante alternativa económica para su producción agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top