Close

Fallo de La Haya: posicionó a Perú como país respetuoso del derecho internacional

Delimitación de frontera marítima con Chile fue fruto de un trabajo diplomático continuo, resalta embajador De Zela.

El fallo que sobre el diferendo limítrofe marítimo peruano – chileno emitió la Corte Internacional de Justicia de La Haya, consolidó la posición del Perú como un país que respeta el derecho internacional y que privilegia la salida pacífica en estos asuntos, sostuvo el embajador Hugo de Zela.

En este proceso se dejó en claro que Perú “es un país que está siempre dispuesto a solucionar las controversias por medios pacíficos”, recalcó, en declaraciones a la Agencia Andina.

“Con este fallo se consolidó la posición del Perú como un país respetuoso del derecho internacional”, manifestó en torno a dicho documento, que mañana 27 de enero cumple 10 años de emitido.

Al término del referido proceso contencioso, el país “ganó una extensión de mar importante, no sólo por el tamaño, sino por la riqueza que hay ahí”, señaló De Zela. “Incorporamos una zona en la cual hay una riqueza pesquera que el Perú puede aprovechar”, acotó.

Como consecuencia de esta solución, “en estos 10 años ha habido una intensificación de la relación bilateral y un acercamiento mayor que el que había anteriormente con Chile, porque hemos removido algo que podría generar un potencial conflicto”, sostuvo el embajador.

Antes de que ello se concretara, “la falta de precisión de los límites marítimos con Chile nos generaba una serie de problemas y gastos en armamento, y frecuentes conflictos”, recordó, poniendo como ejemplo lo que ocurría con naves pesqueras que eran detenidas en la zona donde se mantenía vigente el diferendo limítrofe.

Continuidad en la labor diplomática

Asimismo, De Zela consideró que otro punto importante en el marco de este proceso contencioso fue el de la consolidación de la continuidad de la labor diplomática como una de las líneas maestras de la política exterior peruana.

Así, la demanda interpuesta ante la Corte de La Haya permitió reafirmar “una línea de continuidad en la diplomacia peruana para defender los intereses nacionales”.

“Hay una línea de continuidad histórica que trasciende los gobiernos por un lado y, por otra parte, una línea de continuidad en la diplomacia peruana para defender los intereses nacionales”, recalcó De Zela.

Indicó que mientras la demanda sobre delimitación marítima planteada contra Chile iba siendo procesada en La Haya, en 2011 se establecía con Ecuador un acuerdo mediante el cual se solucionaban las diferencias respecto a los límites marítimos bilaterales.

Este proceso pudo ser zanjado porque previamente, en la década de 1990, se solucionó el problema de la frontera terrestre con el mencionado país, tras décadas de disputas. En ese contexto, recordó también que se dejó claro que determinados tratados pesqueros con Ecuador no constituían acuerdos sobre límites, por lo cual se procedió a establecer uno específico al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top